AMOR INTERESPECIE

AMOR INTERESPECIE

Etiquetas

¿ME DEJAS SER TU PERRO? ERIC PARKER 101 DALMATAS COMIC ACTORES Y ACTRICES DEL CINE EUROPEO Y SUS PERROS Y GATOS ACTORES Y ACTRICES DEL NUEVO HOLLYWOOD Y SUS PERROS Y GATOS I ACTORES Y ACTRICES DEL NUEVO HOLLYWOOD Y SUS PERROS Y GATOS II ACTORES Y ACTRICES DEL VIEJO HOLLYWOOD Y SUS PERROS Y GATOS ALAIN DELON PASSION POUR LES ANIMAUX ALBUM DE ESTAMPAS DE GATOS EN HOLLYWOOD ALBUM CANES Y GATOS 2019 ALBUM CROMOS EL PERRO ALBUM DE ESTAMPAS DE PERROS EN HOLLYWOOD ALBUM DE ORO EL PERRO AMIGO DEL HOMBRE SEGUNDA EDICIÓN AMPLIADA. ALBUM TUS AMIGOS LOS PERROS ÁLBUMES FELINI & CAES (EN ITALIANO Y PORTUGUÉS) ALBUMS TU MEJOR AMIGO AUDREY HEPBURN Y SU AMOR NATURAL BRIGITTE BARDOT Y SU FUNDACIÓN BRUNO UN WEIMARANER AYUDANTE DE POLICÍA CABALLOS Y PERROS SABIOS COMIC CALENDARIOS CANCIONES SOBRE GATOS CANCIONES SOBRE PERROS CARY GRANT Y SKIPPY ESTRELLA DE HOLLYWOOD CATHERINE DENEUVE PASSION POUR LES ANIMAUX CHONINO UN PERRO HEROE DE LA POLICIA ARGENTINA CIUDADANO CAN CLARK GABLE Y CAROLE LOMBARD EL GLAMOROSO AMOR CANINO Y FELINO COMANDO COMIC LOS OJOS DEL GATO CONDORITO CONÉ EL PERRO WASHINGTON Y LOS GATOS CONTRA EL ABANDONO CORAJE EL PERRO COBARDE COMIC CUENTO ¡PERROS! DOGS! CUENTO CLIFFORD CUENTO CLIFFORD VA A LA ESCUELA DE PERROS CUENTO MUCHO PERRO (SILVIA SCHUJER) CUENTO UNA PAREJA DE ESCRITORES (RAYMOND CHANDLER) CUENTO VIDA DE PERROS ISOL CURIOSIDADES DEPORTISTAS Y SUS PERROS Y GATOS DICCIONARIO DE ALGUNOS NOMBRES DE MASCOTAS DE FAMOSOS. DIOGENES Y EL LINYERA COMIC DON GATO COMIC I DON GATO COMIC II DON GATO COMIC III DON GATO COMIC IV DOS CUENTOS DE HADAS Y SUS PERRITOS EL GATO DE DICK BAKER (MARK TWAIN) EL GATO FILOSÓFICO DE LINIERS COMIC EL LEÓN Y EL PERRITO LEÓN TOLSTOI EL LIBRO DE LOS GATITOS EL MASTÍN DE LOS BASKERVILLE EN COMIC EL PODER DEL PERRO NEIL GAIMAN EL QUIN LEOPOLDO ALAS ENCICLOPEDIA CANINA ENCICLOPEDIA EL GATO I ENCICLOPEDIA EL GATO II ENCICLOPEDIA EL GATO III ENCICLOPEDIA LAROUSSE LOS PERROS ESCRITORES FILOSOFOS Y SUS GATOS Y PERROS ESCULTURAS DE GATOS ESCULTURAS DE PERROS ESTAMPAS VINTAGE DE NIÑOS Y GATOS ESTAMPAS VINTAGE DE NIÑOS Y PERROS ESTAMPAS VINTAGE DE PERROS Y GATOS ESTAMPILLAS DE GATOS ESTAMPILLAS DE PERROS FELIX EL GATO I FELIX EL GATO II FELIX EL GATO III FELIX EL GATO IV FELIX EL GATO IX FELIX EL GATO V FELIX EL GATO VI FELIX EL GATO VII FELIX EL GATO VIII FELIX EL GATO X FELIX EL GATO XI FELIX EL GATO XII FELLINI GARBO DIETRICH GARDEL Y SUS PERROS Y GATOS GARFIELD COMIC GATOS ANIMADOS Y DE COMICS I GATOS ANIMADOS Y DE COMICS II GATOS DE PELICULA GATOS MINILIBRO COLECCIÓN ANTEOJITO SUMMUM GATOS Y MUJERES GUÍA CANINA PARA LA EDUCACIÓN DEL HOMBRE GUIA DE LA NATURALEZA PERROS. HELLO KITTY 1 HELLO KITTY 2 HISTORIA SIN MORALEJA HISTORIETA COSAS DE PERROS HUMOR CANINO HUMOR FELINO ISIDORO VIDA DE PERRO JAMES DEAN AMOR CAMPESINO JOY SCHAPIRA KRYPTO EL PERRO DE SUPERMAN KRYPTO EL PERRO DE SUPERMAN II LA DAMA Y EL VAGABUNDO COMIC LA GATA QUE VIVÍA EN EL PALACIO SEI SHONAGON LA HISTORIA DE ROBIN EL LOCO LAD UN PERRO COMIC LAIKA Y SU SACRIFICIO LAS IDEAS DE RIQUET ANATOLE FRANCE LAS TRAVESURAS DE TUNO COMIC LASSIE LASSIE COMICS PRIMERA PARTE LASSIE COMICS SEGUNDA PARTE LIBRO COLOQUIO DE LOS PERROS (MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA) LIBRO DE ORO DE ESTAMPAS DE ANIMALES DOMESTICOS LIBRO DE ORO DE ESTAMPAS DE GATOS LIBRO DE ORO DE ESTAMPAS DE PERROS LIBRO LA GATOMAQUIA (FÉLIX LOPE DE VEGA CARPIO) LIBRO LAS 36 RAZAS DE PERROS PARA VIVIR EN CIUDAD 1 LIBRO LAS 36 RAZAS DE PERROS PARA VIVIR EN CIUDAD 2 LIBRO PERROLOGÍA LIBRO YO AQUÍ SÓLO SOY EL PERRO LOS ARISTOGATOS COMIC LUKANIKOS Y MATAPACO PERROS ANTISISTEMA MANUAL DE IDENTIFICACIÓN DE GATOS. MANUAL DE IDENTIFICACIÓN DE PERROS. MARILYN MONROE Y SUS PERROS Y GATOS MOSHI MOSHI (HOLA) MUSICOS & CANTANTES Y SUS PERROS Y GATOS NOTICIAS NOVELA COLMILLO BLANCO (JACK LONDON) NUEVE PERROS Y "MIMOSO" SILVINA OCAMPO PATÁN O RISITAS COMIC PATORUZITO Y LOS PERROS Y GATOS PATORUZÚ Y LOS PERROS PEPE Y NAILA SERRAT CON OTROS MÁS PERROS ANIMADOS Y DE COMIC I PERROS ANIMADOS Y DE COMICS II PERROS DE PELICULA PERROS GATOS Y GUERRAS PERROS GILBERT CHESTERTON PERROS INVISIBLES PERROS MINILIBRO COLECCIÓN ANTEOJITO SUMMUM PERROS QUE TRABAJAN PERROS SANADORES PERROS VS GATOS PERROS Y COVID19 PERROS Y GATOS DE LAS MONARQUÍAS PERROS Y GATOS EN LA HISTORIA PICHICHUS EN PELIGRO HISTORIETA PINTORES Y SUS PERROS Y GATOS PIOLIN Y SILVESTRE I PIOLIN Y SILVESTRE II PLUTO COMIC I PLUTO COMIC II PLUTO COMIC III PLUTO COMIC IV PLUTO COMIC V PLUTO COMIC VI POEMAS SOBRE GATOS POEMAS SOBRE PERROS POLITICOS Y SUS PERROS Y SUS GATOS RANTANPLAN EL PERRO DE LUCKY LUKE COMIC REFUGIO RELATO DE UN PERRO MARK TWAIN RIN TIN TIN RIN TIN TIN COMICS PRIMERA PARTE RIN TIN TIN COMICS SEGUNDA PARTE RUBIO SALUD CANINA LÁMINAS SCOOBY DOO COMIC SCOOBY DOO COMIC III SCOOBY DU COMIC II SEÑOR Y PERRO THOMAS MANN EXTRACTO SIMPSON COMIC ACLAMAR AL GATO. SIMPSON COMIC TOM & DALY I SIMPSON COMIC TOM & DALY II SMOKY HEROÍNA DE LA II GUERRA MUNDIAL SNOOPY COMIC 1 TEXTO Y VIDEO EL PERRO VAGABUNDO TEXTOS PERROS Y GATOS TIPOS DE RAZAS TITÁN Y BROWNIE TOBERMORY SAKI Y GATAS SELVA ALMADA TOM Y JERRY I TOM Y JERRY II TOM Y JERRY III TOM Y JERRY IV TOM Y JERRY IX TOM Y JERRY V TOM Y JERRY VI TOM Y JERRY VII TOM Y JERRY VIII TOM Y JERRY X TOM Y JERRY XI TOM Y JERRY XII TOM Y JERRY XIII TRABAJAR CON MI PERRO TRIBILIN TRIBILIN II TRIBILIN III TRIBILIN IV TRIBILIN IX TRIBILIN V TRIBILIN VI TRIBILIN VII TRIBILIN VIII TRIBILIN X TRUMAN Y RICARDO DARÍN UN PERRO LANUDO COMIC UN PERRO ROBOT (NOTA REVISTA VIVA 19/01/20) UNA ANÉCDOTA DEL FÚTBOL CON PERRO UNA HISTORIA VIDA DE PERROS SIGMUND FREUD VIDEOCLIP

AGENDA FELINA

AGENDA FELINA

VISTAS

TRANSLATE

TRANSLATE
TRANSLATE

Translate

viernes, 5 de agosto de 2022

EL PODER DEL PERRO - NEIL GAIMAN

 


Esta es la carta que el escritor Neil Gaiman dio a conocer en su blog a mediados de enero de 2013 por la muerte de su perro.

El 30 de abril de 2007, rescaté a un perro al costado de la ruta. Por aquel entonces escribí: “Camino a casa, manejando bajo la lluvia, cuando salí de la autopista para ir a casa, vi a un perro blanco, grande, en la banquina. En un par de segundos pasé de pensar ‘está paseando y sabe exactamente lo que hace’ a repensar ‘está absolutamente aterrado e incluso si no está perdido tiene miedo de los autos y en peligro de lanzarse a la autopista’.


Paré, crucé la ruta y me acerqué adonde él estaba. Se alejó, arisco y nervioso, y después se me acercó, temblando. No tenía collar ni identificación, nada más una cadena alrededor del cuello. Y era grande. Y estaba muy húmedo y sucio de barro. Mientras pasaban los autos, decidí que lo más inteligente sería subirlo al mío y pensar qué hacer. Abrí la puerta y él se trepó. El auto era un Mini y él ocupaba la mayor parte del espacio, incluso de mi espacio. Un perro grande, un auto chico.


Llamé a mi asistente Lorraine y le pedí que le dijera a la Sociedad Protectora de Animales que les llevábamos un perro. Volví a casa, corrí por el jardín con Perro hasta que me cansó. Después lo cargué en un auto más grande y lo llevé a la Sociedad Protectora de Animales, donde se maravillaron con él. ‘Creo que es una cruza de husky y lobo –dijo la señora que lo recibió–. Probablemente también sea un sobreviviente’.


Llamó unos días después. Me dijo que el dueño del perro, un granjero vecino, lo tenía encadenado en el patio y no lo sacaba a pasear porque tenía un problema y apenas podía caminar, pensaba que el perro era una molestia, que siempre quería escaparse e irse a la autopista y que tarde o temprano causaría un accidente y que, cuando la señora de la Sociedad Protectora de Animales le dijo que la persona que lo había encontrado parecía estar encariñada con el perro, el granjero dijo que, si quería, podía quedármelo.


Así que fui a buscarlo y me lo quedé.


En la granja, con la cadena, se llamaba Buck, pero no respondía a ese nombre y nunca nadie lo había llamado así, al menos por lo que yo pude comprobar. Lo llamé Cabal, como el perro blanco del Rey Arturo, que podía ver el viento, y pareció gustarle tener un nombre al que poder responder.


Yo nunca había tenido un perro. Creo que él nunca tuvo una persona. Y nos contectamos. En los siguientes seis años, los dos cambiamos y los dos crecimos.



Mi casa en el Medioeste tiene 6 hectáreas de bosque. Redescubrí todo ese bosque y sus claros. Tuve un amigo en un momento en que necesitaba a uno, y mucho: en esa época estaba muy solo. Me había separado de la mamá de mis hijos, Mary, hacía cuatro años, y ella se había ido, y la casa estaba muy vacía. No tenía a nadie en mi vida, nadie a quien sintiera propio.


Recibí amor sin cuestionamientos de Cabal. No un amor servil. Cuando salíamos de caminata, él parecía muy seguro de estar al mando –después de todo, era más rápido, podía oler cosas y tenía una idea mucho más clara de cómo funcionaban las cosas en el bosque.


No le tenía miedo a nada, salvo a las tormentas. Y a los ascensores.


Eramos una extraña pareja, los dos fascinados y deleitados con el otro. Los dos protectores. Se interponía entre los extraños y yo; se movía sólo hasta el límite de donde yo podía verlo y se quedaba ahí; estaba determinado a mantenerme a salvo de los gatos, a pesar de que yo tenía varios gatos y tuve que dividir la casa en Territorio de Perro y de Gatos (y no creo que nunca se haya dado cuenta de que era por su propia seguridad, no la de los gatos).


Algunas personas decían que nos parecíamos y muchos llegaron incluso a querer probarlo.


Amanda dice que me enseñó a amar. Probablemente tenga razón.



Siempre dormía en mi cuarto a la noche. Y después tuvo problemas para levantarse y bajar las escaleras, entonces mudé mi dormitorio a la planta baja, así él no tuvo de qué preocuparse.


Empezó a tener problemas para caminar afuera: sus patas delanteras iban donde él quería que fueran, pero las de atrás se movían de forma errática y espasmódica. Tenía tres años cuando lo encontré. Ahora tenía nueve y tenía una enfermedad degenerativa (mielopatía canina, la esclerosis múltiple de los perros). Pero siempre estaba contento, amistoso y seguía siendo capaz de correr más rápido que un humano en el bosque si pasaba algo interesante.


Tenía 9 años. Un perro grandote y viejo. Pero era mío con un amor determinado, incuestionable, y una lealtad que yo nunca había conocido.


Cuando alquilé la casa en Crambidge planeé traerlo inmediatamente. Después cuando vi el lugar, los resbaladizos pisos de madera y todas las escaleras, me di cuenta de que no iba a funcionar. Entonces decidí mudarlos en unas ocho semanas, cuando hiciera buen tiempo y pudiera mover mi oficina al jardín de invierno, y mientras tanto volvía a casa siempre que podía para estar con él y, en Navidad, con mis hijas. Estuve con él hace una semana. Pensaba volver en quince días, pasar otra quincena ahí, y ya tenía planes sobre qué cosas hacer con los perros.


Recibí la llamada de Hans anoche –él cuida la casa–, llamaba desde la veterinaria. Cabal había tenido un día normal, divertido, y de repente se puso muy enfermo. Vomitaba y le costaba respirar. Perdí el último avión y estaba por volar esta mañana para estar con él. Recibí otra llamada: él y Mary, la otra cuidadora, estaban llorando. Me pasaron con el veterinario, que iba a tratar de llevar a Cabal hasta el hospital. No podía respirar. El veterinario creía que tenía un coágulo en los pulmones. Otra llamada: no iba a llegar al hospital. Había tenido un paro cardíaco. El veterinario lo había revivido, pero apenas podía respirar y estaba preocupado porque tuviera convulsiones y muriera con dolor.


Y yo no estaba ahí, con él. Si hubiera estado ahí, él habría estado bien sin importar lo que le pasara. Si yo hubiera estado ahí, se habría sentido seguro para irse. Le hablé por teléfono, tratando de decir algo tranquilizador para que escuchara el sonido de mi voz, y en cambió lloré y le dije que sentía mucho no poder estar con él.


Hablé con el veterinario una vez más y le pedí que lo dejara ir.


Lloré. Amanda vino a abrazarme y lloré un poco más. Holly llamó y le dije lo que había pasado y ella lloró también. Fue tan repentino e inesperado y yo no estaba ahí cuando se fue. Y perdí a un amigo.


Estoy tan contento de haberlo conocido. Estoy tan feliz de que nos hayamos encontrado. No creo que vuelva a tener un lazo así en mi vida. Ojalá los perros vivieran más tiempo.


Kipling lo dijo mejor:


Hay suficiente tristeza en la vida

por hombres y mujeres para colmar nuestros días

Y cuando sabemos que las reservas rebosan de tristeza

¿Por qué buscamos añadir aún más?

Hermanos y hermanas les pido que reflexionen antes,

De darle su corazón a un perro, para que lo desgarre.


Podemos reflexionar todo lo que queramos. Pero el poema se llama “El poder del perro” y es un poder muy real y es, como Kipling sabía, algo bueno.


Era el mejor perro del mundo y lo voy a extrañar mucho.





No hay comentarios:

Publicar un comentario